La tecnología nos permite ofrecer oportunidades de juego, exploración y expresión acorde a sus intereses a todas las personas, cualquiera sea su capacidad motriz y perceptual.

Es necesario determinar cuál es el movimiento más eficiente con el que la persona podría activar un dispositivo electrónico, pensando en que el mínimo esfuerzo físico le proporcione el máximo rendimiento.